Wednesday, June 24, 2015

El Picador de Piedra



Cuenta la leyenda que un humilde picador de piedra 

vivía resignado en su pobreza, aunque siempre anhelaba

con deseo convertirse en un hombre rico y poderoso. 

Un buen día expresó en voz alta su deseo y cuál fue 

su sorpresa cuando vio que éste se había hecho realidad:

se había convertido en un rico mercader.

Esto le hizo muy feliz hasta el día que conoció a un 

hombre aún más rico y poderoso que él. Entonces

pidió de nuevo ser así y su deseo le fue también concedido.

Al poco tiempo se dió cuenta que debido a su condición se

había creado muchos enemigos y sintió miedo.

Cuando vio cómo un feroz samurai resolvía las divergencias 

con sus enemigos, pensó que el manejo magistral de un arte 

de combate le garantizaría la paz.

Así que quiso convertirse en un respetado 

samurai y así fue. Sin embargo, aún siendo 

un temido guerrero, sus enemigos

habían aumentado en número y peligrosidad.

Un día se sorprendió mirando al sol desde la seguridad

de la ventana de su casa y pensó: él si que es superior, 

ya que nadie puede hacerle daño y siempre está por 

encima de todas las cosas. ¡Quiero ser el sol!

Cuando logró su propósito, tuvo la mala suerte de que 

una nube se interpuso en su camino entorpeciendo su visión

y pensó que la nube era realmente poderosa

y así era como realmente le gustaría ser. 

Así, se convirtió en nube, pero al ver cómo el viento le

arrastraba con su fuerza, la desilusión fue insoportable. 

Entonces decidió que quería ser viento. Cuando fue viento, 

observó que aunque soplaba con gran fuerza a una roca,

ésta no se movía y pensó: ¡ella sí que es realmente fuerte:

quiero ser una roca! Al convertirse en roca se sintió invencible

porque creía que no existía nada más fuerte

 que él en todo el universo. Pero cuál fue su

sorpresa al ver que apareció un picador de 

piedra que tallaba la roca y empezaba a darle la forma que 

quería pese a su contraria voluntad. Esto le hizo reflexionar 

y le llevó a pensar que, en definitiva, su condición inicial no 

era tan mala y que deseaba de nuevo volver a

ser el picador de piedra que era en un principio.
Moraleja: "Con frecuencia damos mas valor a 
lo que no tenemos o deseamos tener 
y deseamos ser lo que no somos.
No vemos  cuán ricos somos: únicos y con 
 nuestras características, propios atributos  y valores;
No hay que acelerar el tiempo. las oportunidades 
de la vida simplemente llegan,
y si llega aprovecharla.єм∂ρєη

"Hay un espacio muy grande entre saber y entender
y otro más grande aún entre entender y aceptar"anónimo



No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...