Sunday, July 27, 2014

Tristezas


...Poema Perdido En Pocos Versos...
¡Y si dijeran que soy como devastado crepúsculo
donde ya las tristezas se durmieron!
Sencillo espejo donde recojo el mundo.
Donde enternezco soledades con mi mano feliz.

Han llegado mis puertos idos tras de los barcos
como queriendo huir de su nostalgia.
Han vuelto a mi destello las lunas apagadas
que dejé con mi nombre vociferando duelos
hasta que fueran mías todas las sombras mudas.

Han vuelto mis pupilas amarradas al sol de su amor alba.
¡Oh amor entretenido en astros y palomas,
cómo el rocío feliz cruzas mi alma!
¡Feliz! ¡Feliz! ¡Feliz!
Agigantada en cósmicas gravitaciones ágiles,
sin reflexión ni nada...

Julia de Burgos


Reflexión
Llego realmente como secuela de un penoso, ineludible e
 inevitable proceso que conforma  
ser  parte de este trayecto.
Esos que vamos recorriendo a veces a ciegas, 
otras sabiendo hacia donde dirigirnos.

Pero es necesario pasar esos momentos donde la incertidumbre
Nos jamaquea y hace que veamos otros puertos y salidas.
Que nos ayudan a ver esa lucecita tenue y pacífica
que es finalmente lo que nos impulsa a continuar 
Por primera vez conocía la tristeza. Cruda, fría.

No es difícil reconocerla porque
Provoca emociones negativas que te 
derrumban momentáneamente.
Alteran cada fibra de tus entrañas y sientes miedo, 
temor y lloras sin saber porque. 
Estas vulnerable y desvalido. La aflicción entorpece 
toda tu rutina y te deja al descubierto, desprotegida.

Así sucedió ese día.
Sentimiento de impotencia que fue temporal
La conocí y la evito porque ese sentir
si yo lo alimento termina con mi determinación, sueños y amores.
Que cuando se enfrentan con esto no son buenos receptores.
Recuperar tus fuerzas y tu confianza es la dirección.

Porque la tristeza, sumisa y silenciosa 
si la consientes y la abrigas
se adueña y perturba toda tu esencia.

Esto se lo digo porque así lo sentí yo. No soy terapeuta
y mucho menos analista. Soy un ser común. 
Por naturaleza con días alegres y días triste.

Pero reconociendo que son etapas pasajeras 
 de melancolía y pesimismo; Hay momentos
de alegria que son mucho mas habituales, los disfruto
y aprovecho porque son instantes insustitubles.
 ©мєяуєм/єм∂ρєη


Triste cosa es el sueño que llanto nos arranca,
 mas tengo en mi tristeza una alegría;
 ¡Sé que aún me quedan lágrimas! Gustavo Adolfo Bécquer


No comments:

Post a Comment

AddToAny